ComparteixShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

EXPOSICIÓN PERMANENTE

Rajoles

>

La visita a “La Rajoleta” tiene un circuito establecido que comprende una parte exterior del recinto y la parte del edificio que acoge la exposición permanente.

Actualmente en el recinto se observan los restos de las balsas de decantación, de la estancia de los molinos, del rincón del barro, del asiento y de la chimenea para la salida de humos de la máquina de vapor, y un importante conjunto de hornos entre los que destacan: seis hornos de tipo árabe, dos de ellos enterrados y de grandes dimensiones; dos hornos de botella; y un horno para cerámica de reflejo metálico.

Hay que decir que estos restos tienen un extraordinario valor, tanto desde el punto de vista arqueológico como tecnológico, ya que permiten mostrar claramente el proceso de fabricación de cerámica decorativa catalana desde el s.XIX hasta prácticamente hoy en día.

El recorrido interior presenta tres líneas de contenido que acompañan la visita a los hornos y la exposición con el apoyo de dos audiovisuales:

1.La empresa
>
Presentación de los cuatro periodos más representativos de historia de la empresa: desde sus precedentes a mediados del s.XIX, pasando por las épocas de esplendor de la familia Pujol i Bausis hasta la reconversión en sociedad anónima en manos de Narciso Vallvé y su cierre definitivo en 1984.

2.La fabrica
>
Explicación del proceso de producción que se llevaba a cabo en la fábrica: la preparación de la tierra, la elaboración de las piezas y la cocción a los diferentes hornos.

3.La Producción
>
Recorrido por los diferentes tipos de producción que se llevaron a cabo en los más de 100 años de existencia de la fábrica, poniendo especial énfasis en su vinculación con el Modernismo. Cabe destacar el espacio dedicado al taller de mosaico de Lluís Brú i Salelles.

Este ámbito fue creado en febrero de 2010. Se centra básicamente en la técnica del mosaico a través de algunos elementos museográficos de reproducción y con teselas y utensilios originales del taller, cuyo interior aparece reproducido en una imagen captada en 1908.
La muestra exhibe también algunas piezas de los mosaicos originales así como dos piezas excepcionales de la Fonda Marina.